Para conocer las normas básicas deberemos conocer en qué consiste el goalball. El goalball es un deporte en el que participan dos equipos de 3 jugadores y se basa principalmente en el sentido auditivo para detectar la trayectoria de la pelota la cual cuenta con dos cascabeles en su interior que suenan al movimiento del balón.

Todos los jugadores llevan antifaces para estar en igualdad de condiciones con las personas ciegas totales, de igual forma estas gafas o antifaces sirven de protección para los deportistas..

La clasificación de la discapacidad se da en los siguientes términos:

V1: Ciego Total,
V2 y V3: Baja visión.

El goalball se divide en 2 partes, cada una con 12 minutos de duración y el tiempo no va continuo si no que se pausa por tiempos. Ganará el que más goles consiga durante este tiempo, en caso de empate se juega una prórroga de 6 minutos divididos en 3 minutos cada parte, venciendo quien marca primero. Si en el partido hay una diferencia de 10 goles se gana automáticamente la partida independientemente del tiempo en el que se encuentre el partido.

En cuanto al campo de goalball cuenta con 18 metros de largo por 9 metros de ancho, siendo esta dividida en 3 zonas distintas:

Zona de orientación, Zona neutral y Zona de aterrizaje.

Estas zonas sirven para señalar dónde hacer qué. Todas ellas tienen varias marcas con cinta de 5 centímetros de ancho para que los jugadores se puedan orientar mejor.

En la zona de orientación hay 6 líneas para facilitar al deportista su orientación hacia la izquierda o derecha, estas delimitaciones en la zona de orientación tienen que ser de 4 milímetros.

Bajo estas líneas y marcas está un cordel que da relieve a esas líneas.

La zona de defensa y de ataque miden ambas 6 metros de ancho por 3 metros de profundidad mientras que la zona neutral 6 metros de profundidad.

Conforme a las porter´ías tienen unas medidas de 9 metros de ancho por 1,3 metros de alto, siendo bastante rígidas y robustas.

El balón tiene una dimensión similar a la bola de baloncesto, pero es más pesada, alrededor de  un kilo y 250 gramos y una de sus características son los dos cascabeles en su interior para poder oír el movimiento de la pelota y posee 8 pequeños agujeros que hacen que el sonido se oiga mejor al golpear el suelo o al rodar y así sea sea claro para los deportistas la ubicación del esférico.